lunes, 28 de diciembre de 2009

REINALDO GONZÁLEZ / Encuentro consigo mismo




Es difícil expresar las interioridades de un oficio. El ser creador, para unos puede ser agradable y para otros amargo. Pienso que se puede tener un prurito o una auténtica vocación. Empezar significa transitar caminos de dificultades, vivencias y angustias. Si logramos convivir con estos obstáculos, en la mayoría de las veces con dolor, podríamos llamarnos escritor. Lo contrario es una apariencia. Para mí, el tiempo es el fiel aliado del artista que pretenda de¬nominarse escritor. Hay que comprender que el arte de escribir es un oficio complejo, que amerita sacrificio, años de lectura, estudio y de perfeccionamiento de las herramientas. Debemos conocer la técnica como un recurso para la expresión y la comunicación. Después, vendrán las responsabilidades.
En los inicios sentí una inmensa energía en las manos y por supuesto un deseo voraz por rayar, dibujar, garabatear y escribir cualquier cosa con el propósito de vencer la soledad, nostalgias, melancolía y distanciamiento. Siempre he sido un solitario, desde niño, a los 18 años me marcho de mi casa y dejo todo a las margénes del Orinoco. Por años, mis acom¬pañantes fueron la Biblia y los periódicos. Por eso, empiezo publicando artículos de prensa y después es que escribo cuentos y poemas que nunca salieron a la luz pública -salvo algunas excepciones-. También escribo ibretos y recién empiezo como aprendiz de dramaturgo.
A cualquier hora, cuando la idea o anécdota fluye o madura. Escribo a mano, pulo a mano y después utilizo la máquina. Ahora, con las nuevas tecnologías -como la computadora- veremos que creamos, utilizando este valioso recurso. No obstan
te, lo importante es la realidad, los recuerdos, las vivencias, en fin la vida. Generalmente el acto de crear y de escribir es para mí una ceremonia, un ritual. Cuando escribo bebo mucha agua, mucho líquido y camino constantemente. Eso me resta mucho tiempo.
Inconforme. Como no soy graduado en letras, en mí es constante leer permanentemente sobre teoría literaria. Por eso, quizás, es que soy tan lento para escribir y verificó mucho lo escrito.
Publicar para el próximo año mi libro "Bolívar, paso a paso" y tratar de escribir para la radio. Además, quiero viajar por mi país, conocer La tinoamerica y Europa.
¡Muchos! vivir frente al Orinoco para ver pasar barquitos de papel y oir el canto de las paraulatas, acompañado de una mujer que comprenda la libertad y que no sepa sumar sino soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada